¿Qué pasa cuando colocas un caramelo a la vista y alcance de un niño?

Sin duda va a querer comérselo.

¿Y si le dices que si espera le das dos caramelos? ¿Crees que se lo comería o esperaría?

La respuesta dependerá del “control cognitivo” del niño.

Pero, ¿qué es el control cognitivo?

Según Daniel Coleman en su libro Triple Focus, nos dice que “la capacidad específica para mantener la atención donde uno quiere se denomina control cognitivo”.

Y , ¿porqué es importante desarrollar el control cognitivo?

En este mismo libro, Coleman explica la importancia a través de un experimento sencillamente fascinante que se llevó a cabo en 1970 a cargo del psicólogo Walter Mischel de la Universidad de Stanford, al cual denominó “ el test del malvavisco”. En este experimento Mischel  ponía a prueba la capacidad de controlarse de los niños poniéndoles en frente un malvavisco; si eran pacientes y no se comían el malvavisco, recibían después de un tiempo dos malvaviscos.

Lo asombroso de este experimento se observa catorce años más tarde cuando dan seguimiento a los niños que participaron en él y se encuentran con resultados asombrosos: aquellos niños que fueron capaces de controlar el deseo de comerse el malvavisco en ese momento para luego poder recibir dos, eran capaces, catorce años después, de centrarse en sus objetivos, inhibir distracciones y controlar impulsos perjudiciales. A diferencia de los que habían sucumbido a comerse el malvavisco (a los cuatro años), catorce años más tarde, seguían teniendo dificultades para demorar la gratificación en la búsqueda de sus objetivos.

Lo más interesante de todo esto es que esta capacidad tan importante del control cognitivo la desarrollamos a través de ejercicios que fortalecen la atención y el enfoque. Una herramienta excelente para trabajar estas habilidades es la meditación y los ejercicios de respiración consciente. Cada vez son más los estudios que comprueban la importancia de una práctica diaria de meditación.

Por eso en Humano, la meditación es parte esencial en el proceso de aprendizaje ya que no solo ayuda a los niños a conocerse interiormente, sino además, fortalece el control cognitivo el cual, como ya vimos en el experimento del malvavisco, es una capacidad primordial para conseguir los objetivos que nos proponemos.

Photo by Jessica Ruscello on Unsplash

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s